STANLEY KUNITZ

Querida, ¿es demasiado tarde para la paz, demasiado tarde
para que los hombres se reúnan en las fuentes a beber
el agua dulce; demasiado tarde para la camadería
y la risa en la fábrica; demasiado tarde para que
digamos “Seamos buenos los unos con los otros”?
Las lámparas una a una se apagaron; el valle duerme;
me ocupo de la última luz brillando sobre las granjas
y mantengo vivo para ti el pensamiento del amor,
como estudiosos encarcelados en una época ignorante
ocupados de las brasas del fuego de Troya.
Las ciudades sufrirán el asedio y algunas caerán,
pero el hombre no es capturado. Qué significa el corazón profundo,
su mensaje de la mano grande, redonda, infantil,
su asombro, su simple grito solitario,
el sobre ensangrentado con tu dirección,
es historia, esa punzada ancha y mortal.

Toril Redalen  (13)

El retrato

Mi madre nunca perdonó a mi padre
por suicidarse,
especialmente en tiempos tan difíciles
y en un parque público,
esa primavera
cuando yo estaba esperando nacer.
Ella encerró el nombre de él
en su armario más profundo
y no lo dejaría salir,
a pesar de que yo podía oírlo golpeando.
Cuando bajé del desván
con el retrato pastel en mi mano
de un extraño de labios gruesos
con un bigote gallardo
y profundos ojos marrones,
ella lo rompió en pedazos
sin una sola palabra
y me abofeteó duramente.
A mis sesenta y cuatro años
puedo sentir mi mejilla
ardiendo todavía.

Traducción: Yanina Audisio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s