CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

OBITUARIO DE LOS DESENGAÑADOS DEL AMOR
Traducción: Yanina Audisio. Colaboración: Florencia Balestrieri.

Los desengañados del amor
están ultimando tiros en el pecho.
Desde mi cuarto oigo los disparos.
Las amadas se retuercen de gozo.
Oh cuánto material para los periódicos.

Desengañados mas fotografiados,
escribieron cartas explicativas,
tomaron todos los recaudos
para el remordimiento de sus amadas.

Pum pum pum adiós, enojada.
Me voy, te quedas, mas nos veremos
sea en el claro cielo o el turbio infierno.

Los médicos están haciendo la autopsia
de los desengañados que se mataron.
Qué corazones grandes poseían.
Vísceras inmensas, tripas sensibles
y un estómago lleno de poesía…

Ahora vamos al cementerio
llevando los cuerpos de los desengañados
encajonados competentemente
(pasiones de primera y segunda clase).

Los desengañados siguen engañados,
sin corazón, sin tripas, sin amor.
Única fortuna, la de sus dientes de oro
no servirá de respaldo financiero
y cubiertos de tierra perderán el brillo
en cuanto a las amadas danzarán un samba
bravo, violento, sobre la tumba de ellos.

Bertil Nilsson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s